Laúd

Laúd

El laúd es un instrumento de cuerda similar a una guitarra, de tapa y fondo plano, profundo y ligero. Seis pares de cuerdas se extienden desde las clavijas hasta el puente, pegadas a la parte superior. Sobre el puente hay una abertura circular en la que se coloca una talla bellamente decorada, así como unos codos en forma de F.

El instrumento se toca con la púa y la tesitura que emplea en la orquesta es la de tenor. Al igual que la guitarra, sus notas son una octava más altas que el sonido real.

Historia del Laúd

El nombre de Laúd proviene del árabe «al-‘ud» (pronunciado «el-aaúd»), que significa «madera». Un instrumento diferente de este tipo se ha utilizado en Europa bajo el mismo nombre desde finales de la Edad Media.

En la Mesopotamia del 2000 A.C, el laúd era conocido por su cuerpo poco profundo y su largo cuello. Fue un instrumento muy utilizado entre los siglos XIV y XVIII y que resurgió en el siglo XX.

El laúd se introdujo en la Europa medieval desde la cultura árabe como un instrumento de púa con cuatro pares de cuerdas, donde se fabricaron unos 1.600 laúdes más grandes, con mayor número y longitud de cuerdas.

En su forma actual, se consolidó en el siglo XIX y también se le conoce como «Nuevo Laúd». Aunque lo conocemos con este nombre, su antecesor no fue el laúd renacentista y barroco directamente abandonado.

Es un instrumento muy similar a la bandurria, pero más grande y con una octava más baja, y justos forman la línea melódica del folclore canario.

Timple
Timple
Guitarra
Guitarra
Bandurria
Bandurria